Madera sobre el asfalto

¿Te imaginas un coche superdeportivo realizado desde el chasis al volante en madera? Los alumnos de la Universidad Estatal de Carolina del Norte han logrado llevar a cabo una obra de arte sobre ruedas, un biplaza elegante y ecológico capaz de circular gracias a su motor Cadillac. Excelente aerodinámica, luces LED, cambio de 6 marchas, puertas de apertura en tijera… diseño tallado en una combinación sorprendente bañada sobre resina “epoxi”, capa que protege la madera de los agentes externos.

Bautizado con el nombre de astilla, “splinter” en ingles, es diana de criticas que cuestionan la condición ecológica de sus 700CV. Pero, sin duda, su genuino diseño es digno de admiración para los amantes de nuestro material noble favorito, la madera.